Final de curso: Aprobado

20 05 2010

Se acabó la temporada y, por lo tanto, es el momento de poner notas y hacer valoraciones. Hemos escuchado todo tipo de valoraciones, incluso hemos tenido que escuchar, sin reirnos, el notable alto que nos puso nuestro presidente (así nos va…), pero yo estoy con nuestro míster Pochettino, en decir que ha sido una temporada de Aprobado. No sé si alto o por lo pelos, pero aprobado, al fin y al cabo.

No hemos hecho una gran temporada, pero también es cierto que ha sido una de las temporadas más tranquilas que hemos vivido últimamente. Deportivamente, hemos estado toda la temporada en la mitad de la tabla aunque mirando siempre para abajo, algo que no es para tirar cohetes, pero para poder hacer una buena valoración hay que tenerlo todo en cuenta y, en el aspecto extradeportivo, esta ha sido una temporada para olvidar.

Todo empezaba bien. Estrenábamos campo nuevo, De la Peña parecía que volvía a ser el de siempre, los fichajes de Nakamura y Verdú prometían que aumentaban el nivel del equipo y ganábamos 3-0 al Liverpool en un gran partido de inauguración. Empezaba una temporada con la columna vertebral de siempre (Kameni-Jarque-De la Peña-Tamudo) complementada con fichajes de cierta calidad (Verdú-Nakamura) mientras que se hacía la transición al futuro (Javi Márquez-Ben Sahar) Pero todo ser torcía el 8 de agosto, con la muerte de Jarque. Ese día se rompió la pretemporada (el equipo estuvo 1 semana parado y casi no tuvo partidos de pretemporada), el equipo llegaba anímicamente destrozado y se rehacía la defensa (se perdía al capitán y pilar de la defensa y Pareja tenía que asumir un nuevo rol de forma inesperada). Por lo que empezábamos la temporada fuera de forma física y anímica.

Después de un mal inicio, parecía que el equipo se recomponía y estaba 7 partidos sin perder. Entonces explotó el caso Tamudo, lo que desencadenó otro bache deportivo (eliminados de la copa del rey, varias derrotas seguidas y algunas abultadas como con Racing y At. Madrid) y el quedar el jugador apartado. Otro componente de la columna vertebral fuera. Por si fuera poco, De la Peña se lesiona y se pierde la temporada, Nakamura no se adapta y Pillud y Roncaglia resultan ser los fichajes toya a los que ya nos tienen acostumbrados esta directiva. En unos pocos partidos el panorama cambia, el equipo se queda sin columna vertebral y hay que comenzar a inventar. Se tiene que fichar a un delantero en invierno, se le da la batuta del equipo a Javi Márquez, un jugador de la cantera sin experiencia en primera y en defensa tienen que entrar dos jugadores más del B: Didac Vilà y Víctor Ruíz.

Pero todavía no estaba dicho. Cuando Javi Márquez comienza a asentarse, se lesiona para toda la temporada. Y volvamos a comenzar. Otra vez a recomponer el equipo, por el centro del campo.

Ha sido una temporada difícil y eso hay que tenerlo en cuenta y como temporada de transición se puede aceptar, aunque ahora sólo tenemos un camino y es crecer. Tenemos que coger las cosas positivas que han sucedido esta temporada y construir una base con ellas: aumento de masa social, un nuevo campo que ha resultado ser un fortín y el debut y descubrimiento de grandes jugadores del B. Sólo esta temporada ya han debuta en el primer equipo Víctor Ruíz, Didac Vila, Raúl Baena, Javi Márquez y Jordi Amat.

Anuncios




Tamudo, el fin de un ciclo

10 05 2010

Ya es sabido, y lo he dicho alguna que otra vez, que ni soy, ni he sido nunca Tamudista. Nunca he sido un idólatra, ni me gustan los ídolos. Principalmente porque, aunque es cierto que el éxito de un club lo hacen los jugadores, pienso que la entidad debe estar por encima de cualquier persona. Pero si que sé reconocer el trabajo de los buenos y grandes jugadores que marcan épocas.

Equivocadamente, o no, llevo un par de años pensado que el ciclo de Tamudo en el Espanyol había finalizado y que ya era hora de pasar página y empezar un época nueva. Este fin de semana, esta temporada, se ha cerrado un ciclo en el Espanyol. Posiblemente uno de los mejores ciclos que hemos tenido con dos Copas del Rey y una final de la UEFA, sufrimientos a parte. Un ciclo que siempre estará ligado a un nombre y apellidos: Raúl Tamudo Montero.

Ayer se terminó la era Tamudo del Espanyol, ahora es momento de empezar una nueva era, con nuevos referentes, con nuevos objetivos. Ahora es el momento de la historia que siempre recordará a Tamudo por:

  • Ser el jugador del Espanyol que más partidos ha jugado en el club.
  • Ser el único jugador que ha pisado los tres campos.
  • Ser el máximo goleador de la historia del Espanyol con 129 goles.
  • Ser el tercer máximo goleador español en activo (sólo por detrás de Raúl González y David Villa).
  • Ser el segundo máximo goleador catalán de la historia del fútbol (sólo superado por Joaquín Murillo, ex-jugador del Zaragoza, con 132 goles).

Y pasarán a la historia goles tan importantes como el del día de su debut contra el Hércules, donde un bonito gol sirvió para darnos la victoria y la tranquilidad de cara a una permanencia que se estaba complicando.

Pasará a la historia uno de los goles más importantes marcados por Tamudo, que nos dio una Copa del Rey, después de 60 años:

E incluso goles tan bonitos como el marcado hace unas temporadas al Sevilla y que tan poca importancia mediática se le dio:

Por todo esto y por mucho más, muchas gracias Tamudo por todo lo que has hecho para el Espanyol, por tu club. Pero ahora ya es momento de pasar página, mirar al futuro y empezar un nuevo ciclo y una nueva temporada.





Tics dictatoriales

4 05 2010

Ya hace unos cuantos meses escribí sobre una anécdota que me era difícil de creer. Por mucho que lo había escuchado explicar a mucha gente , hasta que yo no lo viví, me era difícil de creer que alguien podía estar tan manipulado e influído hasta pensar que ser buena persona y ser del Espanyol eran conceptos incompatibles. Ya lo dije en su momento, que no sé qué proceso mental debe tener esa persona para asociar la bondad de alguien a los colores que sigue.

Pero hay otro tema que cuando lo explica la gente (sin dudar de su sinceridad) sí que se me hace difícil de creer que sea cierto, y es el hecho de que haya muchas escuelas que pongan el himno del Barcelona por los altavoces o, incluso, enseñen el himno del Barcelona en sus clases de música. Supongo que el hecho de no tener hijos ni sobrinos me ha llevado a no encontrarme con ninguno de estos casos o similares, así que unido a que me parece imposible que, en los años que corren, estas cosas puedan suceder, se me hacía imposible pensar que pudiese ser verdad. Hasta esta semana pasada.

Me explicaba una amiga como, la semana pasada, viendo llegar a sus hijos (culés los dos) con una bandera del Barcelona, cada uno de ellos, les preguntó si se las habían comprado los abuelos (a pesar de ser merengues. Pero qué no haría un abuelo por sus nietos…). La sorpresa fue cuando éstos le dijeron que no, que se las habían dado en el cole. No sé si fue decisión del club o del propio cole, pero, independientemente de ésto, me parece una decisión inapropiada y desafortunada.

Por muchos culés que pueda haber, Catalunya es una nación plural y democrática. No sólo es que haya dos equipos importantes en Primera División, es que en Catalunya a parte de culés y pericos, hay gente aficionada a otros colores y clubes. A lo largo de mi vida he conocido catalanes que son colchoneros, merengues, béticos, sevillistas o deportivistas. Y no sólo eso, es que además también hay mucha gente a la que no le gusta el fútbol. Ya me parece mal, al estar Catalunya representada por 2 clubes de fútbol, pero es que sería igual de desafortunado si sólo hubiese uno.

Tampoco hace falta irse muy lejos para ver cómo hace poco, en un centro concertado de la Generalitat, se entregaba entre los alumnos de una asignatura un folleto (ver imagen) donde había un listado de los, supuestamente, símbolos informáticos más usados entre los que destacaba una mano con el pulgar hacia arriba que supuestamente significa F.C.Barcelona, una mano con el pulgar hacia abajo que supuestamente significa R.C.D.Espanyol o una cruz con el símbolo de RIP que supuestamente significa Real Madrid.

Sinceramente, nunca me gustaría ver a mi club relacionado con temas como estos, pero menos todavía verlos en un entorno político y con partidos políticos.