perico en la distancia

19 02 2011

Cuando pasé a formar parte de las estadísticas del paro español, hace ahora 3 meses, ya comenzó a tomar forma un proyecto que mi mujer y yo llevábamos mucho tiempo dándole vueltas: marcharnos una temporada fuera del país a vivir una aventurilla y, de paso, aprovechar para aprender inglés.

Después de tres meses de preparativos, gestiones y muchos mareos y dolores de cabeza, ya llevamos 1 semana viviendo en Holanda. Concretamente en Haarlem, una población a tan sólo 20 kilómetros de Amsterdam.

De momento, a pesar de lo poco que llevamos, estamos encantados con la experiencia y con la elección realizada del país holandés. Pero hay una cosa que no sabré cómo poderlo llevar y es el espanyolismo desde la distancia. Hasta ahora, tanto para lo bueno como para lo malo, siempre he sido perico en la provincia de Barcelona. Pero ahora me separan alrededor de 1.500 kilómetros de mi tan amado club.

No sólo eso, sino que hay que reconocer que estoy en territorio enemigo, ya que Holanda siempre ha sido un país conocido por su cierta tendencia culé.

Por el momento ya sabeis que teneis un perico en tierras holandesas.

Anuncios




Tamudo: gol en catalán

1 02 2011

A principios de esta temporada, Tamudo se marchó del Espanyol después de haber pasado, prácticamente toda su vida deportiva ligada al Espanyol. Aquí hizo historia y marcó una época y con su marcha se cerró un ciclo en el Espanyol. Pero el domingo se hizo leyenda. Escribió su nombre con fuego en la historia del fútbol catalán.

Con su gol 133 de su carrera profesional, Raúl Tamudo se convirtió en el máximo goleador catalán de la historia del fútbol. Desde ayer, no sólo el primer gol de la historia de la Liga española es perico, sino también el nombre del máximo goleador de la historia de la liga española y del fútbol catalán.

Puede hablar más o menos. Puede caer más simpático o más antipático. Puede gustar más o menos. Pero hay un tema que es objetivo y nadie puede dudar y es que Tamudo ha dejado de ser historia, para ser leyenda. 133 goles lo demuestran. Lo dice uno al que nunca le calló muy simpático Tamudo.