Daniel Sánchez-Llibre

8 06 2011

Ya llevaba bastante tiempo con ganas de dedicarle una entrada a nuestro presidente, y los hechos ocurridos esta semana han provocado que, por fin, me decida a hacerlo, siendo ahora el mejor momento.

Presidente tan carismático como controvertido, tan querido como “odiado“, tan aplaudido como criticado. Uno de los más longevos del fútbol español. En definitiva, un presidente que ha tenido la cualidad de no dejar indiferente prácticamente a nadie y cuyo mayor defecto, en mi opinión, es no haberse sabido rodear de la gente adecuada. Pero, a pesar de todo, se le recordará, muy seguramente, como el mejor presidente de la historia del Espanyol.

Cogió las riendas de nuestro club cuando nadie se atrevió a hacerlo porque era un club destinado a la desaparición. Nadie quería pasar a la historia como el último presidente del Espanyol. Un club hundido en una deuda económica, con una masa social que difícilmente estaba en 10.000 socios, a punto de vender su campo y marcharse de alquiler. Todo el mundo nos daba por desaparecidos y Dani se atrevió a coger las riendas.

14 años después  somos un club con Estadio propio, Ciudad Deportiva, con más de 35.000 socios, socialmente más vivos y rejuvenecidos que nunca y hemos podido ver ganar dos Copas del Rey (2000 y 2006) y ver una final de la UEFA (2007), cuando nadie esperábamos éxitos deportivos. Hemos de reconocer que Dani cogió un club moribundo y lo ha dejado en una situación bastante saludable, al menos, en lo que a lo social y patrimonial se refiere. Si ahora echamos la vista atrás podremos ver lo mucho que hemos crecido en estos 14 años de mandato de Dani.

Pero como no siempre todo es bonito, siempre quedará el regusto amargo de pensar que podíamos haber conseguido mucho más y no se quiso, se supo o se pudo. Durante estos 14 años hemos estado al borde del precipicio de forma clara tres veces y deambulando por la cornisa unas cuantas más, nunca hemos tenido un proyecto deportivo claro, hemos podido ver casi tantos entrenadores como años de mandato ha tenido Dani, la lista de derroche económico en jugadores es larguísima y tenemos una deuda bastante difícil de controlar y que nos obliga a hacer malabarismos económicos y, en consecuencia, deportivos año tras año. El mandato de Dani, además ha estado siempre encabezado por el oscurantismo y la poca transparencia, observando siempre cosas raras y nunca entendiendo el porqué y siempre siguiendo el famoso lema de “lo que avui es blanc, demà pot ser negre”.

Creo que Dani ha sido un gran presidente que no se ha sabido rodear de la gente adecuada para sus puestos. Tal como han evolucionado estos 14 años con Dani, si hubiésemos tenido un proyecto deportivo bien gestionado y con paciencia, una mejor gestión de la comunicación y un buen trabajo de Marketing, ahora seguramente estaríamos hablando que seríamos un club que cada año lucha por jugar en Europa. Pero, lamentablemente, Dani se ha rodeado, tradicionalmente, de una directiva, mayoritariamente, más preocupada del populismo que de tener un proyecto y hacer una gestión mínimamente eficiente.

Y ahora el futuro, ¿qué pasará? Como siempre que pasa en una situación como ésta, de gobierno de una misma persona durante tantos años, existe el miedo de pensar si no es mejor “lo malo conocido que lo bueno por conocer”. Pero su retirada no da mucha confianza. Se va a la sombra dejando, aparentemente, las riendas del club a una persona que no es carismática, por saciar su capricho personal y sin mucho apoyo social. Además que parece que no se ha captado el mensaje de la afición: no se reclamaba la dimisión de Dani, sino un cambio en la gestión del club. Y como todas sus decisiones, ésta también deja varias incógnitas, ¿cambiará algo o se apostará por el continuismo en la gestión? ¿se marcha de verdad? ¿volverá cuando Condal haya saciado su capricho presidencial?

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

8 06 2011
Anticronica Perica

Me quedo con una frase: “No se reclamaba la dimisión de Dani, sino un cambio en la gestión del club”.

Me gusta

8 06 2011
tuamigoculé

El problema aquí es que es el dueño, ¿no?. En vuestro club puede pasar como en una empresa familiar en que el fundador de 80 años, aunque haya dejado paso a sus hijos, sigue mandando y piensa, por ejemplo, que lo mejor es enviar una postal por Correo en Navidad en lugar de un email.
Lo nuestro es peor. Tenemos un President que no es el dueño pero se lo cree y decide fulminar secciones, cambiar patrocinadores e irse de viaje a Brasil cuando los problemas están en Barcelona.

Me gusta

8 06 2011
Héctor

Creo que no debemos ser conformistas. Seguir luchando hasta que consigamos un club respetado deportiva y socialmente. No digo que Condal no pueda ser un buen presidente, pero dudo que veamos muchos cambios en esa nueva gestión que reclamas, mientras quienes dirigen sean los mismos.

Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: