Valverde, el Barcelona y su puerta 89

6 06 2017

Desconozco si Valverde es perico, si es culé o si no es ninguno de los dos porque es seguidor del Athletic de Bilbao. O, probablemente, tampoco, quien sabe. Desconozco si nos tiene simpatía a nosotros, a ellos, a todos o a ninguno. Lo que sí que sé es que Valverde es un profesional que se debe a su profesión y a su carrera, como cualquiera de vosotros.

A mi, personalmente, no me ha sentado mal que Valverde fiche por el Barcelona. Es su trabajo y se debe a él. No es UNO DI NOI, ni creo que nunca lo fuese, ni tampoco creo en los UNO DI NOI. Yo en mi equipo quiero profesionales, que se dejen la piel mientras llevan nuestra camiseta y ayude a hacer de nosotros un gran club. Por eso, le estoy y le estaré siempre agradecido a Valverde por su etapa por nuestro club.

¿y la puerta? Estoy de acuerdo con la polémica de cómo sea adjudicaron las puertas. Estoy de acuerdo que se adjudicaron puertas que probablemente no se deberían haber adjudicado. Como la de algún jugador, aún en activo, que no sólo está jugando en otro equipo si no que, hasta el momento tampoco ha sido un jugador que haya hecho historia en nuestro club. Sí, fue un gran jugador, pero no hizo historia. Sí estoy hablado de Kiko Casilla.

Pero, ¿me molesta que una de nuestras puertas tenga el nombre del actual entrenador del Barcelona? No. ¿Si hubiésemos esperado a poner nombres de jugadores que ya no están en activo y hubiese sido igualmente el entrenador del Barcelona, se lo hubiese merecido? Yo creo que sí.

Probablemente esté sesgado, porque mis primeros recuerdos del Espanyol son de Sarrià. Con Azkargorta y Clemente de entrenadores. Con jugadores como N’Kono, Lauridsen, Golobart, Iñaki, Job, Michel Pineda (mi favorito), Soler,… y Valverde. De un Espanyol en tercera posición con ellos. De un Espanyol finalista de la Copa de la UEFA del 1988. Pero Valverde hizo historia con nosotros en las temporadas que jugó con nosotros y participó muy directamente en hacer historia.

Años más tarde volvió como entrenador y nos volvió a llevar a una final de la Europa League y a soñar durante gran parte del campeonato con la Champions League. Probablemente haya sido el entrenador que más alegrías y mejores partidos nos ha dado en muchos años. Incluso, muy superior a temporadas que nos dieron títulos como las Copas del 2000 con Paco Flores y la del 2006 con Lotina.

Por lo tanto, yo creo que Valverde si que ha hecho historia con nosotros y, por lo tanto, si que se merecería tener puerta en nuestro estadio. Para mí no cambia nada que esté en activo y sea el entrenador del Barcelona o que ya estuviese retirado.

Y dicho esto y con todo el aprecio que le tengo por su historia perica, le deseo la mayor de las malas suertes en su periplo como entrenador barcelonista.

Anuncios