¿Interesa Europa?

22 04 2012

Esta es una pregunta que llevo haciéndome desde hace 2 – 3 años y que, después de mi conversación de hoy con mis amigos pericos David y Kristian, me la vuelvo a hacer. ¿Le interesa a nuestro club la clasificación Europea? o más concretamente ¿le interesa a nuestra directiva y/o cuerpo técnico la clasificación europea?

Cuesta aceptar plantearse esta pregunta y, desde el punto de vista de aficionado, más todavía. Cuesta entender que pueda no interesar la clasificación europea, pero es la única respuesta que encuentro “lógica” para intentar entender lo que pasa temporada tras temporada.

Europa puede significar más gestión para nuestros directivos, subidas de fichas, pagar primas, esfuerzos para mantener este equipo, reforzar el equipo para jugar dos competiciones,… Una serie de medidas que estos directivos piensan que no salen económicamente a cuenta, respecto a lo que se genera en Europa. Dan órdenes al equipo para que jueguen bien, luchen por Europa, mantengan al aficionado contento, pero que esa clasificación no se de  nunca.

También está la otra opción, que cobra fuerza últimamente en mi cabeza, y es que sea decisión de los jugadores. Debido a la situación tan delicada y precaria del club, las primas por clasificarse a competición Europea sea inexistentes o no sean del agrado de los jugadores. A causa de esto, los jugadores deciden hacer lo justo, luchar, intentarlo, pero no conseguir la clasificación. Es decir, “no pagas, pues no trabajo”

Por último, una última opción, que sería la del acuerdo mutuo. A inicio de temporada los directivos dicen que no hay presupuesto para primas. Los jugadores responden que si no hay primas no hay Europa. Los directivos dicen que ok, que ya les va bien porque a ellos no les interesa esa clasificación, pero que parezca un accidente. Se chocan las manos y todos tan contentos.

Sé que es todo muy rebuscado, pero es la única explicación “lógica” que encuentro. Llevamos varias temporadas que pasa lo mismo: empezamos bien, se genera expectativas e ilusión pero, en los momentos claves, el equipo siempre falla. Sí, podemos hablar de equipo justo, de equipo joven y sin experiencia, de demasiada cantera… Pero una cosa es perder porque son mejor que tú y otra cosa es porque te pasees por el campo. Y muchos de estos partidos los perdemos por pasearnos por el campo. Y justamente los partidos que nos paseamos por el campo suelen coincidir con partidos claves que hay que ganar SI o SI si queremos seguir enganchados al tren.

Una clasificación Europea siempre interesa, aunque no refuerces el equipo, aunque no pases muchas eliminatorias. Europa significa imagen y proyección internacional, significa más posibles patrocinadores, significa poder ingresar por los actuales, significa crecimiento a largo plazo. Espero estar equivocado, espero que no sea cierto y que todo sea fruto de la casualidad porque significaría una actitud muy triste de unos directivos sin ambición ni visión a largo plazo y significaría una actitud lamentable por parte de los jugadores.

Anuncios




Pochettino, el nuevo Ferguson… ¿o el nuevo Cruijff?

4 07 2011

Vaya por delante que siempre he odiado las etiquetas típicas de “el nuevo…“, ya que, normalmente, lo único que provocan es una etiqueta comparativa a la persona que termina molestando y poniendo una presión innecesaria. Pero hoy haré una excepción, para hablar de Poche.

Recientemente, una vez finalizada la temporada, se confirmó su renovación como técnico nuestro hasta el 30 de junio del 2014. Se lleva bastante tiempo hablando y, sobre todo, después de esta renovación, si Pochettino iba a ser el nuevo Ferguson, en el sentido de si se iba a eternizar como entrenador del Espanyol más años de lo que ha hecho Dani como presidente. No sé si será nuestro nuevo Ferguson, pero no podemos negar que para el éxito y estabilidad de cualquier proyecto, su director debe estar el mayor tiempo posible, con el mayor poder posible.

Pero, pocos días después, tras varios mensajes intercambiados con mis colegas pericos David (Pericodemollet) y Kristian, intentando, como de costumbre, arreglar el mundo perico, me asaltó una pregunta a raíz de unos comentarios realizados por mis compañeros, ¿y si en vez de nuestro nuevo Ferguson, está siendo nuestro nuevo Cruijff? Me explico…

Cruijff, cuando llegó al Barcelona hace unos 20 años, provocó una auténtica revolución en la sección deportiva del club. Revolucionó y renovó el vestuario, impuso una filosofía de fútbol y aplicó cambios en el fútbol base para que siguiesen y trabajasen bajo la misma filosofía futbolística del primer equipo. Todos estos cambios implicaron una mejora a corto plazo en aquellos años, aunque la madurez ha llegado casi veinte años después.

Si miramos el trabajo de Pochettino, no parece estar siendo muy diferente. El equipo titular que salió contra el R.Madrid en el primer partido oficial en Cornellà fue: Kameni; Chica,Forlín,Pareja,D.García; Moisés, Nakamura; L.García, Verdú, I.Alonso; Tamudo. Si observamos el posible equipo titular de la temporada que viene (si se cumplen los deseos del club con Kameni y L.García), quedaría: C.Álvarez; Mattioni, Amat, H.Moreno, Dídac; Baena, J.Márquez; S.García, Verdú, Albín; Osvaldo. Sólo una coincidencia, Verdú. En dos años, Pochettino habría hecho una limpieza absoluta en el vestuario, habiendo renovado por completo el equipo que se encontró, recién llegado a mitad de la última temporada en Montjuich.

Por otra parte, parece que cada vez tiene más poder y peso en decisiones deportivas, formando equipo junto a Ramón Planes. No sólo en los fichajes y decisiones del primer equipo, sino que, parece ser, incluso en lo que respecta al fútbol base.

No sé si será nuestro Ferguson o no, pero, por el momento, me da la sensación que está siendo nuestro Cruijff. Se le está criticando mucho por las decisiones que está tomando, pero, de momento, tiene mi confianza, está siendo valiente y eso no se le puede discutir. Somos muchas personas y cada uno tenemos nuestra opinión, nunca estaremos todos de acuerdo y alineados en las decisiones tomadas por el club, pero aplaudo la valentía. En mi vida profesional he ido aprendiendo que hay que tomar decisiones por el futuro del proyecto, aunque a veces no sean muy populares, sean dolorosas o no sean del agrado de todos.

A mí me da igual lo que sea, siempre que sea nuestro Pochettino y haga crecer a nuestro club.





Gran temporada decepcionante

17 05 2011

Sí lo sé, el titular puede sonar un poco ambiguo, pero es tan ambiguo como los sentimientos que tengo por la temporada que acaba de terminar (sí, queda todavía un partido, pero para nosotros ya ha terminado) y como los sentimientos que, seguramente, tienen la gran mayoría de pericos. Ha sido una gran temporada pero con una sensación final de decepción y fracaso que es inevitable sentir.

Si hace 9 meses, en el mes de agosto, con la temporada por comenzar, nos dicen que íbamos a estar gran parte de la temporada en puestos europeos, incluso durante muchas semanas en puestos Champions, que íbamos a hacer una gran primera vuelta, que íbamos a estar jugándonos la clasificación europea con Sevilla y At. Madrid y que perderíamos todas las opciones en la penúltima jornada de liga… Si hace 9 meses nos dicen esto, casi todos los pericos hubiésemos dicho que era una gran temporada. Con nuestro presupuesto, con la situación económicamente tan delicada que tenemos y sin grandes cracks, la hubiésemos catalogado de una temporada muy buena. Pero como se dice: “y si mi abuela tuviera ruedas sería una bicicleta”. En esta vida nada es absoluto, todo es continuo y relativo y todo cambia en función del tiempo y las circunstancias.

La primera vuelta fue increíble e ilusionante para todos. La pasamos entera en las alturas, incluso muchos partidos en Champions y generando una distancia con los puestos que no daban opción a Europa de hasta 8 puntos. En este momento, todo cambia. Los planes, propuestas y expectaciones de inicio de temporada se resetean y esperamos algo más, lo que el equipo nos ha enseñado que se puede conseguir. Queremos Europa, soñamos con Europa, podemos con Europa. Pero después de una gran primera vuelta, la directiva decidió atacar por la espalda y vender a dos titulares de la defensa: Víctor Ruíz y Dídac Vilà, enviando un mensaje a afición y, principalmente, a los jugadores de que la clasificación Europea era lo que menos les importaba. Cuando cualquier otro equipo apuesta por mantener el bloque o reforzarlo, ellos apostaron por debilitarlo. Eso sumado a la plaga de lesiones ha resultado en una segunda vuelta decepcionante y desilusionante donde, jornada tras jornada, perdíamos todas las opciones por clasificarnos para Europa.

Al final hemos terminado donde la directiva quería, fuera de Europa, lo que le da a ellos la tranquilidad y excusa para poder vender a jugadores importantes por cuatro duros (como ya nos tienen acostumbrados) y decirnos, por n-ésima vez, que la temporada que viene será una temporada de transición, una “travesía por el desierto”. Tanta mediocridad no debe ser buena. Tanta improvisación no es buena. Por eso, a pesar de todo, el sentimiento de decepción cada vez es mayor. Por eso estoy cabreado y me siento engañado, estafado y menospreciado por esta directiva. Por eso creo que con esta directiva no llegaremos nunca a ninguna parte. Han conseguido grandes cosas para nuestro club, pero también han conseguido demostrarnos que son una directiva mediocre sin ningún tipo de ambición. El desierto está siendo demasiado largo y cualquier día no encontraremos ningún oasis.

No necesito títulos para ser feliz. No necesito ganar 20 títulos en un micro-segundo para sentirme orgulloso de mi equipo. Sólo necesito lucha y ambición, algo que esta directiva no tiene. Sólo quiero transparencia de lo que pasa en el club, que no se nos engañe siempre. Por eso, aunque sé que es difícil, vuelvo a decir: DIRECTIVA DIMISIÓN !!! Queremos gente preparada y con ambiciones.





¿Soy feliz?

13 04 2011

Formo parte de un grupo de Facebook, donde se habla de deporte en general. Allí, teóricamente, culés, merengues y pericos (principalmente) y algún bético o colchonero, intercambiamos opiniones (y algo más que opiniones) sobre la actualidad deportiva en España. Hace unas semanas uno de los culés del grupo, nos preguntaba a los pericos si éramos felices, si el hecho de ser seguidores de un equipo que no ganaba títulos y no era triunfador, nos hacía felices (alguno se ha atrevido, incluso, a decir que por el hecho de ser pericos nuestra vida debe ser patética)

Mi respuesta fue muy clara: YO SOY FELIZ, MUY FELIZ. Creo que en la vida en general, y en el fútbol en particular en este caso, no creo que la felicidad se mida por todo lo que tienes y por lo que ganas. No creo que sea más feliz alguien que tiene más que los demás. Por más dinero que ganes, por mejor que sea tu trabajo, por más títulos que ganes dudo mucho que sea más feliz que otra persona.

La felicidad pienso que la da el saber valorar lo que tienes y el saberlo disfrutar. Da lo mismo que sea poco o mucho, lo importante es luchar por conseguir cosas y valorar lo que tienes. Eso es el primer paso para la felicidad. Por eso sí que soy feliz, porque en mi vida intento ser un luchador y valorar todo lo que tengo. Porque, como a la gran mayoría de los humanos, en mi vida no me han regalado nada (excepto para mi cumpleaños o para Navidad, claro… 😉 ) Por eso me identifico con el Espanyol más que con cualquier otro equipo, porque es un equipo luchador por intentar ir paso a paso consiguiendo nuevas metas, porque no necesito ganar todos los títulos para sentirme feliz.

No obvia decir, que me parece muy triste que alguien piense así, que crea que el seguidor de un equipo que no gana títulos es un infeliz o que la felicidad se compra. Creo que esa gente sólo son de su equipo por intereses y el día que deje de ganar, ¿qué?





El Espanyol y la tecnología

16 03 2011

Hace poco tuve la oportunidad de poder responder a la pregunta de “Cómo veía la tecnología y el Espanyol“, desde el punto de vista del supuesto experto que soy. Tuve que responder brevemente, pero ahora me gustaría dedicarle este post a la misma pregunta y poder hacerlo de forma un poco más extensa y más tranquilamente.

Parece que el Espanyol no simpatiza mucho con la tecnología. Aunque sí que intenta estar al día en últimas tecnologías y podemos ver que usa algunas como el RSS, para la subscripción a noticias, o las redes sociales Facebook o Twitter, su uso no es todo lo extensivo que podría ser. Incluso podemos ver como en otros aspectos tecnológicos no está, ni siquiera, presente (los smartphones – iPhone o teléfonos con sistema Android -)

Por poner un ejemplo, subscripción por RSS lo tiene desde hace muy poco, no mucho más de un mes, siendo una tecnología que se viene usando de forma muy extendida dede hace años. Facebook lo utiliza básicamente para colgar las noticias que salen en la web y hacer, de vez en cuando, algún concurso. Y a twitter se le da peor uso, ya que sólo se van colgado las noticias.

Estas dos últimas, son tecnologías que permiten un acceso directo de las empresas a sus clientes (en este caso los socios y aficionados del Espanyol) y permiten una interactividad directa. En el caso de Facebook no recuerdo haber visto un intento de comunicación directa del club con los aficionados, para averiguar más sobre nosotros, qué queremos o qué pensamos.

En el caso de twitter soy bastante nuevo, pero mi primera experiencia fue bastante decepcionante. Estoy en Holanda, lo que me hace bastante difícil seguir los partidos de mi equipo, así que el partido contra el Levante decidí que lo seguiría a través de mi recién estrenada cuenta twitter. Cuál fue mi decepción cuando el único uso que le vi hacer al club fue colgar la crónica del partido. En ningún momento hicieron uso de twitter para ir haciendo una retransmisión “minuto a minuto”.

Somos un club que nos enorgullecemos de tener una afición joven. ¿Porqué no lo sabemos aprovechar? Nuestra masa social es la que ha crecido con las nuevas tecnologías y las sabe usar como si de un reloj se tratase, con las misma facilidad y la misma cotidianeidad.





Sí, soy un llorón, y qué?

14 01 2011

fuente: es.wikipedia.org

Hace unas semanas, después de que el Espanyol perdiese un partido, ya no recuerdo cuál (aunque creo que fue el del derby), leí un comentario de una persona, en Facebook, que decía algo así como: Os lo teneis merecido pericos… ¡¡llorones!!

Lo primero que pensé al leerlo no fue ese odio que destilaban sus palabras, o que ese persona no supiese ganar, o que, posiblemente, fuese una frase fuera de lugar. No, porque en el fondo me da igual y cada uno, obviamente, es libre de pensar y opinar lo que quiera, de forma individual. Lo primero que pensé es la gracia y la hipocresía que había en la exclamación “¡¡llorones!!“. Los pericos tenemos una fama (creo que inmerecida) de llorones y quejicas, simplemente porque nos quejamos y reclamamos lo que creemos que es justo para nosotros.

Digo inmerecida por dos razones. La primera es por la hipocresía con la que, creo, se nos adjetiva. No paro de escuchar como hay muchos meregues que no paran de quejarse y llorar, que si el Villarato, que si el Sport, que si bla, bla, bla. Por otra parte también escucho a muchos culés quejarse y llorar que si los árbitros y la federación favorecen siempre al Madrid, que si la Sexta, que si Canal +, que si Marca y As, que si bla, bla, bla. Muchos de los que van diciendo que somos unos llorones, después son los primeros que se quejan de los árbitos o del trato que dan las televisiones al Barcelona o al equipo del que sean aficionados. ¿Quién es el llorón? ¿O es que hay gente que tiene derecho a quejarse y otros si lo hacemos se nos estigmatiza?

Segundo porque, ¿acaso no lloramos todos? ¿acaso no tenemos todos derecho a quejarnos y llorar sobre lo que consideramos injusto o sobre lo que pensamos que nos merecemos? Ya lo dice el refranero español que quien no llora no mama. Así que por favor, dejadnos llorar a gusto reclamando nuestros derechos mínimos, que nos merecemos por historia e importancia social, y si no te gusta que lloremos pues no llores tú !!





Se abre el telón

31 08 2010

Un año más estamos de vuelta y comienza la mal llamada Liga de las Estrellas. Como cada año, como cada nueva temporada empiezo con nuevas ilusiones, con nuevas esperanzas. Este año parece que se han hecho las cosas bien, parece que tenemos mejor equipo y parece que podemos esperar renovadas aspiraciones. A diferencia del año pasado tenemos una zona defensiva, aparentemente más floja, sin Pareja y con 3 debutantes: Victor Ruíz, Amat y Galán. Pero parece que tenemos más pólvora delante: Callejón, Dátolo, Sergio García y Osvaldo. Pero no me aventuraré a decir nada, el año pasado yo lo dije y salió la temporada como salió, así que habrá que esperar e ir observando cómo evoluciona la temporada.

Por el momento sólo se puede decir: El espectáculo ha comenzado, disfrutemos de él.