LaLiga Docs RCD Espanyol

23 02 2017

Aprovecho como excusa para volver a escribir después de hace mucho tiempo (y también este post que me dedicó Oscar Julià hace unos días: 347/365 – El gol de Jonatas), el siguiente documental que emitió Bein Sports la semana pasada, sobre nuestra historia, presente y futuro. Merece mucho la pena dedicar 1 hora de vuestro tiempo (aunque sea en varias veces como he hecho yo) para verlo y disfrutarlo. Sin más os dejo con el vídeo:

 





Nos odian

26 12 2016

Llevo bastante sin escribir (concretamente medio año) y cada vez escribo menos, pero no quería pasar la oportunidad del último derby para escribir.

Nos odian y, aunque no lo reconozcan, cada vez lo ocultan menos. Nos odian y ya no se esconden en mentir y manipular la información para conseguir cada vez más adeptos en ese odio.

No creo en el odio, porque pienso que es un sentimiento que no sólo es en contra de alguien que no te gusta, si no que también va en contra de uno. Prefiero la indiferencia, hace más daño al otro y menos hacia mí. Pero sí que creo en la rivalidad, en la gran rivalidad entre nosotros. Fuera máscaras, fuera buenrrollismos, fuera buenas caras. Somos enemigos, o rivales, o vecinos irreconciliables… Como cada uno lo quiera llamar… Pero nos odian, aunque no lo quieran reconocer.

Cuando sucedió, en el último año de Montjuich, todo el suceso de las bengalas no tardaron en decir que eran “un grupo de seguidores que ni eran ni representaban al Barcelona“. Semanas antes o después (no recuerdo) hubo un incidente de un grupo de Brigadas Blanquiazules en la Copa de Catalunya y les faltó tiempo para explicar que “seguidores blanquiazules…

El año que Javier Clemente decidió no convocar al equipo titular para la Copa de Catalunya por lo que nos jugábamos en liga no escatimaron es sacar toda su artillería para tildar (como otras muchas veces) a todo seguidor blanquiazul e, incluso al propio Clemente, de fachas y anticatalanes. Ya no recuerdo cuántos años llevan ellos faltando el respeto a la competición y las excusas nunca se acaban para justificarlo.

El año pasado el pisotón de Pau a Messi casi le cuesta la cárcel (si hubiese sido por ellos), ¿dónde ha terminado el dedo que Busquets le metió a David López en el ojo en el último derby? Obviamente, en ninguna parte. Creo que todo el mundo todavía se acuerda de los días/semanas post-derby del año pasado sobre los insultos que se escucharon en Cornellà-El Prat y creo que distan mucho del silencio sepulcral que han acompañado este año a los escuchados en el Camp Nou. Y no sólo eso, si no que el hecho destacable para ellos (para seguir con la manipulación y poca vergüenza) ha sido las disculpas de Quique, unas disculpas que ni siquiera se han molestado ni dignado a comprobar a qué se debían. ¿Para qué? Ya lo dicen: “No dejes que la verdad te estropee una buena noticia

Somos los fachas, los anticatalanes, los machistas y violentos que no merecemos pertenecer a Catalunya. Y, seguramente, muy pocos sabrán decir porqué somos todo eso.

Nos odian, y el problema no es ese, sino que no lo reconozcan y que hagan uso de la manipulación y el engaño para fomentar el odio entre los demás.

Que nos odien y mientan, me da igual, me genera indiferencia, sólo demuestra su mezquindad. Que la gente los crea sí me preocupa, porque es otra de las muchas demostraciones de la estupidez humana.

Pero lo que me duele, es verlos bebiendo cava y comiendo canapés en nuestro campo con su falsa sonrisa, como si nada pasase. Y ver a nuestros directivos reirles las gracias. Nos mean en la cara y nos dicen que llueve, pero es que abrimos la boca sabiendo que ni tenemos sed, ni es lluvia lo que cae.





Atlético de Madrid

6 05 2016

atletico de madridSon las 10 de la mañana. Estoy en mi escritorio a punto de empezar a estudiar y hacer los deberes. Lo tengo todo listo: los libros del instituto, los apuntes, el material que necesito. Pero todavía falta algo para poder estar concentrado en mis deberes, me falta mi charla con él.

Cada mañana mi abuelo viene a casa y previo saludar a su mujer, mi abuela, sube directamente a mi habitación. Nuestra charla matinal diaria se ha convertido en una tradición sagrada para ambos. Escucho como suena el timbre, su saludo, sus pasos mientras sube las escaleras y lo veo entrar por la habitación. Como de costumbre se sienta en el borde de la cama, mientras yo giro mi silla.

Historia, geografía, matemáticas, a veces un poco de política… Hablamos un poco de todo, pero sobre todo hablamos de fútbol. Él me habla de su Atlético de Madrid y yo le hablo de mi Espanyol. Si es lunes, hablamos de cómo nos fue la jornada. Si es viernes, de cómo se presenta la jornada. Si es entre semana, cualquier tema es bueno para hablar de nuestros equipos. Somos sufridores y nos entendemos perfectamente.

El gran problema que tuvo siempre mi abuelo es que mi padre se le adelantó. Siendo mi padre socio del Espanyol, con la edad aproximada de 9-10 años (no recuerdo cuántos años tenía cuando pisé Sarrià por primera vez, pero por ahí está) me comenzó a llevar a Sarrià. Fue el ambiente de Sarrià, la sensación que desprendía entrar en aquel campo lo que me hizo perico. Finalmente fue la final de la UEFA de Leverkusen lo que me hizo decidir que yo quería ser perico. Pero si mi padre no hubiese sido perico o no me hubiese llevado al campo, probablemente hoy sería colchonero.

Todas esas charlas diarias con él me hicieron sentir algo especial por el otro equipo de Madrid y verlo como un equipo diferente a los demás. Para mi, Atlético de Madrid era sinónimo a mi abuelo.

El destino, la suerte o el puro azar ha hecho cruzarme con otros colchoneros que han ido reforzando ese sentimiento. Como mi primo Sergio, al cual mi abuelo sí que pudo llegar a tiempo para inyectarle la pasión. Como mi suegro, otro colchonero sufridor con el que también pasé muchas horas de charla hablando de nuestros equipos y con el que asistí, como otro colchonero más, a la final de la Copa del Rey del 2010 jugada en el Camp Nou contra el Sevilla. O como Miguel, un compañero de trabajo con una afición al equipo colchonero comparable a la que transmitía mi abuelo o mi suegro.

Mi abuelo y mi suegro ya no están aquí entre nosotros para seguir transmitiéndome esa pasión por los colores rojiblancos. Tampoco les puedo contagiar mi pasión perica porque, aunque nunca me lo dijo, algo perico era 🙂 Pero siempre llevaré conmigo esa parte de pasión rojiblanca que me cedieron de por vida. Por eso, siempre voy a ser colchonero.

Si nunca hubiese pisado Sarrià ahora sería colchonero.

Cuando veo al Atlético de Madrid jugar, siempre veo a mi abuelo entrar por la puerta, un día más, a sentarse en el borde de la cama y hablar conmigo de su Atlético de Madrid.





IMPORTANTE cambio en app Android #rcde

18 02 2016

Debido a ciertos problemas técnicos con Google, hace unos meses la aplicación Android, que publiqué hace ahora 5 años y he estado manteniendo hasta el momento, quedó inhabilitada. Aunque todo aquel que la tenía instalada la podía seguir usando sin problemas, ésto me impedía seguir publicando actualizaciones. Con esta discontinuidad me ha sido imposible durante este tiempo mejorar o corregir posibles problemas que hayan surgido.

La solución ha tenido que ser publicar de nuevo la misma aplicación con nombre diferente, pero esto tiene el inconveniente de que todos los que la tenéis instalada deberéis desinstalaros la antigua (cuyo nombre era RCD Espanyol de Barcelona) e instalar la nueva (con nombre RCDE App).  A parte de por el nombre, también lo podréis saber porque o no podéis entrar 🙂 (lo que significa que ha habido un error que no he podido corregir por esta discontinuidad) o si entráis y pulsáis el icono de la ‘i’ os saldrá como versión 2.4.2  o inferior.

La nueva la podéis encontrar en el link que hay más abajo. Aprovecho para publicar también el link a la app para dispositivos iOS (iPhone y iPads)

Como siempre, cualquier duda, comentario o posible mejora que se os ocurra podéis contactar conmigo.

Google Play StoreAppStoreBadgeEsp





“Don’t feed the troll”

4 01 2016

Supongo que muchos de vosotros cuando erais niños también lo hacíais. Entre otras muchas gamberradas de niño, una de mis favoritas era descolgar el teléfono, marcar un número aleatorio y hacer rabiar al que había al otro lado. A veces inventándome una tontería, a veces simplemente con el silencio. Mis vecinos y yo nos íbamos turnando y cambiábamos estrategia. Pero siempre había una cosa común, si la persona al otro lado rabiaba repetíamos número de teléfono, a veces incluso de forma inmediata. Si veíamos que no se enfadaba y/o nos seguía la corriente, ese número de teléfono ya no lo repetíamos.

Años más tarde, ya de adolescente, en casa fuimos víctima de la misma broma. Un familiar mío cogió el teléfono y estalló. ¿Resultado? volvieron a llamar, volvió a cogerlo el mismo familiar y les dijo de todo. Así varias veces, hasta que me acordé de cuando era pequeño y cogí el teléfono yo. Les seguí la broma y se acabaron las llamadas. No había rabia, no había gracia, no había diversión.

Esto es lo que hoy en día se conoce como Don’t feed the troll. Cuando buscas la provocación ya sea mediante el insulto, la manipulación o las mentiras, la respuesta sólo conduce a la retroalimentación. La provocación ha surtido efecto y la próxima vez se repetirá.

Hace ya bastante tiempo que decidí que no entraría al juego sucio que la maquinaria mediática afín a los culés provoca cada vez que no ganan un derby. Al principio entraba al trapo a todos los foros y discusiones que se me ponían por delante, incluso me divertía, pero ya me cansé de ser cómplice de seguir alimentando a la bestia, de alimentar al troll. Todavía me sigue costando no entrar ante tanta basura y juego sucio que generan, pero no quiero seguir alimentando al troll. Las primeras veces hace gracia ver al troll difamar, pero ya es cansino. Y mientras menos respuesta reciban, menos gracia hará la “broma” y más solos se quedarán.





Problemas técnicos en la app de Android

30 06 2015

Durante las últimas semanas ha habido un problema que impedía abrir la app de Android. Disculpas por los problemas que haya podido ocasionar. A pesar de tener una nueva versión que solucionaba el problema desde hace ya días, he tenido ciertos inconvenientes a la hora de publicar la nueva versión que los solucionaba.

Una vez solucionado el problema, la app de Android vuelve a estar operativa como siempre, desde la semana pasada. Los problemas técnicos sólo han afectado a la app de Android, no a la de iOS que ha estado funcionando con total normalidad todo estos días.

De nuevo, disculpas por los inconvenientes que haya podido ocasionar.





Y ahora, el #rcde en tu iOS

17 06 2015

Ya han pasado 4 años y medio desde que el 30 de Diciembre de 2010 publicaba la entrada El Espanyol en tu Android. Había desarrollado como hobby una aplicación de Android sobre información del Espanyol: noticias, vídeos, calendario y resultados, clasificación y estadísticas de jugadores. Durante estos más de 4 años he ido actualizando muchas cosas como añadir las plantillas del filial y del Femenino, la clasificación o, sobre todo, el cambio de diseño realizado gracias a la inestimable ayuda de Anticrónica.

Durante todo este tiempo son bastante las peticiones que me han llegado para portar la app a plataformas iOS (iPhone y iPad). Tiempo, recursos, … nunca había podido hasta hoy. 4,5 años más tarde que la de Android y 1 año más tarde de lo que había planificado, pero por fin he conseguido portar la app a plataformas iOS.

Clickando en la siguiente imagen te llevará la página de iTunes desde la que podrás instalarte la app. Espero la disfrutéis!

Icon-144