“Mala suerte” fuera de casa

4 10 2010

Después de 6 partidos disputados, y 3 de ellos fuera de casa y perdidos, estoy leyendo a mucha gente hablando de la mala suerte que estamos teniendo fuera de casa. Nunca he creído en la mala suerte a largo plazo, sí en momentos puntuales, pero a la larga la mala suerte no creo que exista. Cuando de los últimos 22 partidos (incluída la temporada anterior) jugados fuera de casa sólo hemos sido capaces de ganar 2. Cuando de estos últimos 22 partidos sólo hemos sido capaces de obtener 11 puntos. Cuando de los 3 partidos jugados esta temporada llevamos un bagaje de 3 derrotas y 0 goles a favor, creo que hay algo más que mala suerte, falta ambición, confianza, hambre por la victoria… Mala suerte es el gol en propia meta que se marcó ayer Forlín o la lesión de Galan o de Osvaldo, pero después de tantos partidos, no creo que podamos hablar de mala suerte.

El equipo lo intenta, pero falta algo. Intenta posicionarse en el campo, intenta tener el control de balón, intenta jugar la pelota desde la defensa, pero falta algo. Se vieron unos primeros minutos buenos contra el Villereal, se vieron buenos momentos con el Madrid, jugando el balón e intentando controlar el partido, y también se vieron buenos momentos de juego el sábado contra la Real Sociedad. Pero falta más mala leche, más ambición, más ganas de ir a por el partido. El equipo, cuando juega fuera, parece que se conforma con el empate o se ve más débil en su juego, de lo que se encuentra en Cornellà.

Hay quien dice que la juventud del equipo hace que juegue inseguro fuera, hay quien dice que es cuestión mental y que después de tantos partidos sólo hace falta ganar uno para que se lo crean, hay quien dice que en Cornellà el equipo juega más tranquilo al estar arropado por la afición. Hasta el momento se han demostrado destellos de buen juego y control del balón jugando fuera, pero sólo falta saber/querer ir por el partido. Contra el Villarreal se jugó bien hasta el gol del equipo local, contra el Madrid se jugó mejor pero no se supo tener punch arriba y contra la Real Sociedad faltó darse cuenta que pisando un poco el acelerador el partido se podía ganar fácilmente. Espero que los jugadores sepan ver que necesitan esa ambición y que Pochettino les haga el cambio mental que necesitan, porque, aunque ganar todos los partidos en casa es puntuación UEFA, ni es suficiente, ni sacaremos siempre los 3 puntos en Cornellà-El Prat.

Anuncios




Ambicion o euforia

8 09 2010

O una mezcla de las dos. Eso es lo que se está respirando estos últimos dias en el espanyolismo, una vez finalizado el periodo estival de fichajes. El día a día ya nos posicionará donde tengamos que estar, pero por el momento todo el mundo está soñando. Se respira un ambiente como pocas veces se ha respirado en el espanyolismo, y la última vez que recuerdo algo parecido fue en la temporada de la final de Glasgow. Parece que ha desaparecido gran parte del victimismo y del pesimismo y todos vamos a una a que sea una temporada grande, la del despegue que llevamos años buscando. Desde la directiva, hasta el último de los aficionados.

De la directiva no comentaré nada, ya que cada año se llenan la boca de palabras, pero todo el mundo reconoce que este año se ha hecho un gran esfuerzo en reforzar el equipo. El equipo ha cambiado frases como “Somos el Espanyol” o “nuestro objetivo es la permanencia” por frases como “este año vamos a disfrutar”, “queremos luchar por cosas grandes” o “nuestro objetivo es la quinta”. Es un lujo ver que la ambición y el hambre de triunfo se ha instalado en el vestuario de Cornellà. Y entre la afición, hay más unanimidad que nunca. Todo el mundo está de acuerdo que tenemos una línea ofensiva que promete muchos goles, una línea media que ofrece buen fútbol y llegada y una línea defensiva que, aunque floja y con poco experiencia, sí con futuro.

Yo ya he comentado que no me voy a mojar con mi pronóstico pero, de momento, me gusta el ambiente que se vive y se respira. Un ambiente que hace mucho tiempo que no lo recuerdo y que es el preludio de un buen futuro. Un ambiente donde lo anteriormente pesimistas ven el futuro en color y los optimistas están comprando ya los petardos. Pero como siempre, el paso de las jornadas colocará a nuestro equipo y nuestros ánimos donde corresponda.





Pochettino: Notable

22 06 2010

Después de más de una temporada como míster de nuestro equipo, creo que Poche, por el momento, ha pasado la situación con una nota bastante alta. Todo es mejorable, dado que la perfección no existe, y nunca me gusta poner las notas más altas pero, aún así, aunque Pochettino nos ha demostrado que tiene muchos conceptos tácticos y no tan tácticos por mejorar pienso que, durante esta temporada y media, la nota que se merece es de Notable.

Su primera temporada con nosotros no merece lugar a dudas que rozó la Matrícula de Honor. Llegó a un equipo y un club que estaban hundidos. Jugadores, directiva e incluso afición estábamos todos hundidos anímicamente. Nadie creía en el milagro y todos nos veíamos en segunda. Sólo era cuestión de tiempo y que el sufrimiento fuese lo más leve posible. Después de Márquez y Mané, la directiva pensó en Pochettino, desde mi punto de vista, más de cara a la siguiente temporada en Segunda que pensando en que nos salvase. Pero llegó y consiguió el milagro, recuperó anímicamente a todo el mundo y provocó lo que realmente es una REMUNTADA. En 10 partidos, pasamos de estar hundidos y no contar para nadie, a jugar la última jornada tranquilos y con la salvación matemática. Lástima que, fuera del entorno perico, no se le haya sabido reconocer la gesta que consiguió, a excepción de Guardiola.

Esta temporada ha sido diferente y el equipo no ha lucido tanto como en la REMONTADA de la temporada pasada, pero también Pochettino ha tenido que lidiar con situaciones muy complicadas y lo ha hecho de forma más que exitosa.  La muerte de Dani Jarque y el golpe anímico para los jugadores, el comenzar la temporada sin pretemporada, perder de un plumazo la columna vertebral del equipo, el affaire Tamudo, los bluff Nakamura y Pillud, perder a Javi Márquez cuando comenzaba a funcionar, multitud de lesiones contínuas, tener que apostar por la cantera, reinventar el equipo varias veces… demasiados problemas a resolver, demasiados problemas en una temporada. Cierto que ha habido otros problemas que no ha sabido resolver satisfactoriamente como los partidos fuera de casa o la no óptima gestión de la falta de gol. Aún así creo que ha conseguido grandes cosas como conseguir un equipo defensivamente solvente, hacer que el equipo funcione en casa o conseguir que nos ilusionemos con la gente de la cantera. A pesar de todo esto, hemos podido disfrutar de una temporada relativamente tranquila.

Espero que el año que viene sea más tranquilo y podamos ver trabajar, de una vez por todas, a Pochettino con tranquilidad y tiempo. Con una pretemporada, con un equipo sin sobresaltos desde el principio y con la experiencia del año pasado. Cualquier cosa que se quiera conseguir con el Espanyol siempre nos cuesta el doble o el triple de esfuerzo, pero estoy convencido que el Sheriff es el Míster de futuro que necesitamos y con el que creceremos en los próximos años. Aunque no sé si soy muy objetivo, teniendo en cuenta que Pochettino ha sido uno de los pocos jugadores que he considerado lo más próximo a un ídolo (ni siquiera Tamudo).





Felicidades a las Campeonas

6 06 2010

Por segundo año consecutivo se han proclamado como Campeonas de la Copa de la Reina, después de ganar por 3-1 al Rayo Vallecano en Basuri. Con este nuevo título en el palmarés, ya van 5 Copas conseguidas por la sección femenina del Espanyol y ya sólo se sitúan a 1 título del Levante, el equipo que más Copas de la Reina ha conesguido. Una año más, el Espanyol Femenino, demuestra que es uno de los grandes del fútbol femenino español, ya que a esta copa hay que sumar el Subcampeonato de la Superliga Femenina, conseguido en una final a dos partidos también con el Rayo Vallecano, después de haberse proclamado líderes de la liga Regular. Felicidades !!!





Final de curso: Aprobado

20 05 2010

Se acabó la temporada y, por lo tanto, es el momento de poner notas y hacer valoraciones. Hemos escuchado todo tipo de valoraciones, incluso hemos tenido que escuchar, sin reirnos, el notable alto que nos puso nuestro presidente (así nos va…), pero yo estoy con nuestro míster Pochettino, en decir que ha sido una temporada de Aprobado. No sé si alto o por lo pelos, pero aprobado, al fin y al cabo.

No hemos hecho una gran temporada, pero también es cierto que ha sido una de las temporadas más tranquilas que hemos vivido últimamente. Deportivamente, hemos estado toda la temporada en la mitad de la tabla aunque mirando siempre para abajo, algo que no es para tirar cohetes, pero para poder hacer una buena valoración hay que tenerlo todo en cuenta y, en el aspecto extradeportivo, esta ha sido una temporada para olvidar.

Todo empezaba bien. Estrenábamos campo nuevo, De la Peña parecía que volvía a ser el de siempre, los fichajes de Nakamura y Verdú prometían que aumentaban el nivel del equipo y ganábamos 3-0 al Liverpool en un gran partido de inauguración. Empezaba una temporada con la columna vertebral de siempre (Kameni-Jarque-De la Peña-Tamudo) complementada con fichajes de cierta calidad (Verdú-Nakamura) mientras que se hacía la transición al futuro (Javi Márquez-Ben Sahar) Pero todo ser torcía el 8 de agosto, con la muerte de Jarque. Ese día se rompió la pretemporada (el equipo estuvo 1 semana parado y casi no tuvo partidos de pretemporada), el equipo llegaba anímicamente destrozado y se rehacía la defensa (se perdía al capitán y pilar de la defensa y Pareja tenía que asumir un nuevo rol de forma inesperada). Por lo que empezábamos la temporada fuera de forma física y anímica.

Después de un mal inicio, parecía que el equipo se recomponía y estaba 7 partidos sin perder. Entonces explotó el caso Tamudo, lo que desencadenó otro bache deportivo (eliminados de la copa del rey, varias derrotas seguidas y algunas abultadas como con Racing y At. Madrid) y el quedar el jugador apartado. Otro componente de la columna vertebral fuera. Por si fuera poco, De la Peña se lesiona y se pierde la temporada, Nakamura no se adapta y Pillud y Roncaglia resultan ser los fichajes toya a los que ya nos tienen acostumbrados esta directiva. En unos pocos partidos el panorama cambia, el equipo se queda sin columna vertebral y hay que comenzar a inventar. Se tiene que fichar a un delantero en invierno, se le da la batuta del equipo a Javi Márquez, un jugador de la cantera sin experiencia en primera y en defensa tienen que entrar dos jugadores más del B: Didac Vilà y Víctor Ruíz.

Pero todavía no estaba dicho. Cuando Javi Márquez comienza a asentarse, se lesiona para toda la temporada. Y volvamos a comenzar. Otra vez a recomponer el equipo, por el centro del campo.

Ha sido una temporada difícil y eso hay que tenerlo en cuenta y como temporada de transición se puede aceptar, aunque ahora sólo tenemos un camino y es crecer. Tenemos que coger las cosas positivas que han sucedido esta temporada y construir una base con ellas: aumento de masa social, un nuevo campo que ha resultado ser un fortín y el debut y descubrimiento de grandes jugadores del B. Sólo esta temporada ya han debuta en el primer equipo Víctor Ruíz, Didac Vila, Raúl Baena, Javi Márquez y Jordi Amat.





Tamudo, el fin de un ciclo

10 05 2010

Ya es sabido, y lo he dicho alguna que otra vez, que ni soy, ni he sido nunca Tamudista. Nunca he sido un idólatra, ni me gustan los ídolos. Principalmente porque, aunque es cierto que el éxito de un club lo hacen los jugadores, pienso que la entidad debe estar por encima de cualquier persona. Pero si que sé reconocer el trabajo de los buenos y grandes jugadores que marcan épocas.

Equivocadamente, o no, llevo un par de años pensado que el ciclo de Tamudo en el Espanyol había finalizado y que ya era hora de pasar página y empezar un época nueva. Este fin de semana, esta temporada, se ha cerrado un ciclo en el Espanyol. Posiblemente uno de los mejores ciclos que hemos tenido con dos Copas del Rey y una final de la UEFA, sufrimientos a parte. Un ciclo que siempre estará ligado a un nombre y apellidos: Raúl Tamudo Montero.

Ayer se terminó la era Tamudo del Espanyol, ahora es momento de empezar una nueva era, con nuevos referentes, con nuevos objetivos. Ahora es el momento de la historia que siempre recordará a Tamudo por:

  • Ser el jugador del Espanyol que más partidos ha jugado en el club.
  • Ser el único jugador que ha pisado los tres campos.
  • Ser el máximo goleador de la historia del Espanyol con 129 goles.
  • Ser el tercer máximo goleador español en activo (sólo por detrás de Raúl González y David Villa).
  • Ser el segundo máximo goleador catalán de la historia del fútbol (sólo superado por Joaquín Murillo, ex-jugador del Zaragoza, con 132 goles).

Y pasarán a la historia goles tan importantes como el del día de su debut contra el Hércules, donde un bonito gol sirvió para darnos la victoria y la tranquilidad de cara a una permanencia que se estaba complicando.

Pasará a la historia uno de los goles más importantes marcados por Tamudo, que nos dio una Copa del Rey, después de 60 años:

E incluso goles tan bonitos como el marcado hace unas temporadas al Sevilla y que tan poca importancia mediática se le dio:

Por todo esto y por mucho más, muchas gracias Tamudo por todo lo que has hecho para el Espanyol, por tu club. Pero ahora ya es momento de pasar página, mirar al futuro y empezar un nuevo ciclo y una nueva temporada.





Por fin acaba

28 04 2010

Faltan tres semanas y cuatro jornadas para que se acabe una de las, posiblemente, termporadas más tranquilas que recuerdo en los últimos años. Pero aún así sólo me sale decir “Por fin se acaba”. Ni la temporada pasada, en la que sufrí tanto y me encontré solo ante tal sufrimiento, tuve esa sensación.

Por fin se acaba la temporada que peor ha empezado, posiblemente, en toda nuestra historia, con la muerte de nuestro capitán, Dani Jarque, de forma tan inesperada y traumática y que tanto marcó el inicio. Por fin se acaba la temporada en la que, por diferentes razones, se perdió la base sobre la que se tenía que construir nuestro equipo de la temporada (Jarque – De la Peña – Tamudo). Por fin se acaba la temporada en la que casi no funcionó ninguno de los fichajes realizados (Nakamura, Pillud, Chuck Norris Roncaglia), a excepción de Joan Verdú y Dani Osvaldo, y Pochettino tuvo que echar mano de la imaginación para salir airoso como ha podido. Por fin se acaba la temporada en la que explotó el caso Tamudo y ninguna de las partes supo gestionarlo bien. Por fin se acaba la temporada en la que todo apunta a que seremos el único equipo en que no nos habrán pitado ni un solo penalty a favor, a pesar de haber tenido muchas oportunidades de haberlo hecho. Por fin se acaba la, posiblemente, peor temporada fuera de casa y que nos ha impedido luchar por cotas más altas. Por fin se acaba la temporada en la que, un año más, nos han catalogado de todo por no haber perdido contra el Barcelona. En definitiva, por fin se acaba una temporada donde han ocurrido demasiados problemas extradeportivos que han superado a los deportivos e, incluso, a veces han podido llegar a afectar.

Por suerte, también siempre podremos decir que por fin se acaba la temporada en la que volvimos a tener casa propia. O que por fin se acaba una temporada en la que pudimos ver explotar a unos jóvenes prometedores y que casi la mitad de nuestro once titular estuviese compuesto por chavales del filial (aunque nadie nos lo sepa reconocer): Didac Vila, Víctor Ruíz, Javi Chica, Javi Márquez, Raúl Baena, Moisés Hurtado.

Esperemos que la temporada que viene no tengamos que dar gracias, otra vez, a que se acabe la temporada.