Ambicion o euforia

8 09 2010

O una mezcla de las dos. Eso es lo que se está respirando estos últimos dias en el espanyolismo, una vez finalizado el periodo estival de fichajes. El día a día ya nos posicionará donde tengamos que estar, pero por el momento todo el mundo está soñando. Se respira un ambiente como pocas veces se ha respirado en el espanyolismo, y la última vez que recuerdo algo parecido fue en la temporada de la final de Glasgow. Parece que ha desaparecido gran parte del victimismo y del pesimismo y todos vamos a una a que sea una temporada grande, la del despegue que llevamos años buscando. Desde la directiva, hasta el último de los aficionados.

De la directiva no comentaré nada, ya que cada año se llenan la boca de palabras, pero todo el mundo reconoce que este año se ha hecho un gran esfuerzo en reforzar el equipo. El equipo ha cambiado frases como “Somos el Espanyol” o “nuestro objetivo es la permanencia” por frases como “este año vamos a disfrutar”, “queremos luchar por cosas grandes” o “nuestro objetivo es la quinta”. Es un lujo ver que la ambición y el hambre de triunfo se ha instalado en el vestuario de Cornellà. Y entre la afición, hay más unanimidad que nunca. Todo el mundo está de acuerdo que tenemos una línea ofensiva que promete muchos goles, una línea media que ofrece buen fútbol y llegada y una línea defensiva que, aunque floja y con poco experiencia, sí con futuro.

Yo ya he comentado que no me voy a mojar con mi pronóstico pero, de momento, me gusta el ambiente que se vive y se respira. Un ambiente que hace mucho tiempo que no lo recuerdo y que es el preludio de un buen futuro. Un ambiente donde lo anteriormente pesimistas ven el futuro en color y los optimistas están comprando ya los petardos. Pero como siempre, el paso de las jornadas colocará a nuestro equipo y nuestros ánimos donde corresponda.