Marcats: 25 anys d’una UEFA extraordinària

19 05 2013

Ayer se cumplieron 25 años de la UEFA del 1988, la UEFA de Leverkusen. Muchos recuerdos, muchas anécdotas, muchas imágenes,… pero con un final doloroso, muy doloroso. Podrán pasar mil años, podremos tener una época exitosa, pero el dolor de aquella UEFA y su cicatriz nunca desaparecerán. Pero una segunda parte, una prórroga y unos penaltis fatídicos no deberían ensombrecer la competición sensacional y enorme que hicieron aquellos jugadores cuando, recordemos, la UEFA todavía era una competición prestigiosa y no en lo que la han convertido ahora.

Como bien lo ha sabido titular el documentar hecho por TV3 Marcats, fue una competición que nos marcó a todos. 25 años después yo todavía tengo grabado en mis retinas el penalty de Losada con mucha mayor fuerza que el de Torrejón en el 2007. Aquel equipo y aquella competición, como a otros muchos, a mi me marcó. Yo tenía 11 años, pero la noche del 18 de mayo de 1988 me costó dormir mucho, viendo una y otra vez aquel penalty.

Supongo que por el dolor y por intentar olvidar este episodio de nuestra historia no se ha hecho justicia con aquel equipo. 25 años después, por fin, se hará. El club les tiene preparado un merecido homenaje para día del derby y TV3 ha realizado un grandísimo y emotivo documental, todo gracias al gran perico Oriol Vidal. No os lo perdáis.

Como también es muy emotivo el documental que dejo a continuación de @danimonti77

Después de tantos años todavía no puedo evitar que se me escape alguna lagrimilla recordando aquella competición. Especialmente difícil volver a repasar y recordar el partido de Alemania.

Anuncios




¿Interesa Europa?

22 04 2012

Esta es una pregunta que llevo haciéndome desde hace 2 – 3 años y que, después de mi conversación de hoy con mis amigos pericos David y Kristian, me la vuelvo a hacer. ¿Le interesa a nuestro club la clasificación Europea? o más concretamente ¿le interesa a nuestra directiva y/o cuerpo técnico la clasificación europea?

Cuesta aceptar plantearse esta pregunta y, desde el punto de vista de aficionado, más todavía. Cuesta entender que pueda no interesar la clasificación europea, pero es la única respuesta que encuentro “lógica” para intentar entender lo que pasa temporada tras temporada.

Europa puede significar más gestión para nuestros directivos, subidas de fichas, pagar primas, esfuerzos para mantener este equipo, reforzar el equipo para jugar dos competiciones,… Una serie de medidas que estos directivos piensan que no salen económicamente a cuenta, respecto a lo que se genera en Europa. Dan órdenes al equipo para que jueguen bien, luchen por Europa, mantengan al aficionado contento, pero que esa clasificación no se de  nunca.

También está la otra opción, que cobra fuerza últimamente en mi cabeza, y es que sea decisión de los jugadores. Debido a la situación tan delicada y precaria del club, las primas por clasificarse a competición Europea sea inexistentes o no sean del agrado de los jugadores. A causa de esto, los jugadores deciden hacer lo justo, luchar, intentarlo, pero no conseguir la clasificación. Es decir, “no pagas, pues no trabajo”

Por último, una última opción, que sería la del acuerdo mutuo. A inicio de temporada los directivos dicen que no hay presupuesto para primas. Los jugadores responden que si no hay primas no hay Europa. Los directivos dicen que ok, que ya les va bien porque a ellos no les interesa esa clasificación, pero que parezca un accidente. Se chocan las manos y todos tan contentos.

Sé que es todo muy rebuscado, pero es la única explicación “lógica” que encuentro. Llevamos varias temporadas que pasa lo mismo: empezamos bien, se genera expectativas e ilusión pero, en los momentos claves, el equipo siempre falla. Sí, podemos hablar de equipo justo, de equipo joven y sin experiencia, de demasiada cantera… Pero una cosa es perder porque son mejor que tú y otra cosa es porque te pasees por el campo. Y muchos de estos partidos los perdemos por pasearnos por el campo. Y justamente los partidos que nos paseamos por el campo suelen coincidir con partidos claves que hay que ganar SI o SI si queremos seguir enganchados al tren.

Una clasificación Europea siempre interesa, aunque no refuerces el equipo, aunque no pases muchas eliminatorias. Europa significa imagen y proyección internacional, significa más posibles patrocinadores, significa poder ingresar por los actuales, significa crecimiento a largo plazo. Espero estar equivocado, espero que no sea cierto y que todo sea fruto de la casualidad porque significaría una actitud muy triste de unos directivos sin ambición ni visión a largo plazo y significaría una actitud lamentable por parte de los jugadores.





“Me dirán que estoy loco, pero creo que nos vamos a salvar”

23 05 2011

Iván de la PeñaSiempre se ha dicho que los genios tienen un punto de locura e Iván de la Peña siempre lo ha tenido con sus pases.

La frase que titula este post, ya muy conocida por todos, pasará a la historia por lo que significó. Será una de esas frases que siempre se recordará y que, muy probablemente, será recordada en momentos históricos o agónicos futuros de nuestra entidad. Estábamos últimos, a 8 puntos de la salvación y a falta de unos 10 partidos por disputar, nadie apostaba por nosotros. Recuerdo salir un día, al mediodía, del trabajo camino de casa de mis padres como cualquier otro día, poner la radio y escuchar: “Me dirán que estoy loco, pero creo que nos vamos a salvar”. Iván había trasladado su locura del campo a la sala de prensa. “Sí, Iván, estás loco”, pensé, pero una sonrisa se dibujó en mi cara. Si este loco apuesta por nosotros, es porque los jugadores todavía no han dicho la última palabra, entonces, ¿porqué no creer nosotros?

De la Peña siempre fue un genio con el balón en los pies. Capaz de ser el único en ver la jugada, de ver el pase y capaz de desequilibrar un partido justo en el momento que estás pestañeando. Siempre se le criticó de irregular, de falta de sentido táctico o de no ayudar a sus compañeros en tareas defensivas pero, ¿le importa a alguien? ¿Importa su irregularidad cuando después de un partido irregular es capaz de sacar de sus botas un zapatazo que sólo él vio y desatascar un partido contra el Maccabi Haifa que nos valió casi la mitad del billete a la final de la UEFA’07? ¿Interesa su falta de sentido táctico cuando prácticamente él solito es capaz de desequilibar una final de la copa del rey, con jugadas completamente verticales y terminar ganándola por 4-1, cuando todo el mundo nos tomaba como meras comparsas? ¿Es importante su no trabajo defensivo cuando es capaz de ganar un partido en el Camp Nou después de 25 años y que, a la postre, significó el punto de inflexión para la remontada milagrosa en liga y salvarnos? Ahora mismo firmo tener un jugador tan irregular, sin sentido táctico y defensivo si, entre otras cosas, es capaz de llegar a mitad de la temporada 2003/2004 y en sólo una segunda vuelta convertirse en el mejor pasador de primera división de esa misma temporada.

El fútbol fue muy injusto con Iván, es el tipo de jugadores que se ha merecido mucho más pero, gracias a esta injusticia, hemos podido disfrutar de su fútbol mágico, vertical y especial en el Espanyol. El sábado se despidió del fútbol en activo y no podremos volver a disfrutar de este genio y de la magia que salía de sus botas. Pero siempre nos quedará el decir que nosotros le vimos jugar.





La historia se repite

13 01 2010
Osvaldo

Fuente: pericosonline.com

Otro delantero que viene en el mercado de invierno y ya van 4 temporadas seguidas, hasta donde me llega la memoria. Todos los años igual, todos los años cometiendo los mismos errores y ningún año se aprende de los errores cometidos.

Espero equivocarme, ya que sus goles serán nuestros goles y su suerte nuestra suerte, pero Osvaldo viene cedido hasta final de temporada para marcar goles de las oportunidades que no se crean. ¿Y después qué? Pues que si nos gusta habrá que pagar 5 kilos para quedarnos con él. Otra vez el mismo error.

No sé si es un buen jugador o no. No sé si es el delantero que necesitamos o no. Pero si que pienso que su fichaje es erróneo. Pienso que es erróneo porque, desde mi ignorancia futbolística, es difícil marcar goles cuando nuestro fútbol llega hasta el borde del área y ahí comienza a diluirse. Podemos dominar el partido, podemos controlar el balón, podemos jugar bien pero si cuando llegamos al área no hay nadie que genere la ocasión o que centre, difícilmente podremos marcar goles. No sé, a lo mejor este es el delantero que consigue enchufar las dos ocasiones claras que tenemos en el partido y que Callejón falla. Ojalá sea así.

Pienso que es un fichaje erróneo porque si sale mal (como pasó con Ewerthon) habrá sido un fracaso de fichaje más, que nos habrá costado dinero y que, finalmente, tendrán que sacarnos del embrollo los que ya tenemos. Pero si sale bueno, si sale goleador, nos pasará como con Nené, nos ilusionaremos con un jugador que no tendremos porque luego no serán capaces de pagar los 5 millones de euros que han firmado como opción de compra. Entonces algo falla en los fichajes de verano. ¿Porqué nos dedicamos a fichar cada temporada jóvenes promesas de futuro como Ben Sahar o Callejón a las que no se les dan oportunidades para luego tener que fichar a un jugador de presente que nos resuelva la papeleta? ¿Porqué no aprendemos de los errores?

Así que el año que viene o se confía en Ben Sahar y nos sale como pensamos que es o fichamos un delantero goleador y contrastado o volveremos a estar igual porque tengo claro que, salvo milagro, Osvaldo no será nuestro delantero, pase lo que pase con él.





El poder del vestuario

10 12 2009

Que si se hace la cama al entrenador, que si los clanes del vestuario, que si es el cáncer del equipo… Son muchas las frases, rumores y leyendas urbanas que giran en torno a los vestuarios de los clubs de fútbol. Y el vestuario del Espanyol no sólo no es una excepción, sino que, posiblemente, es uno de los vestuarios que más fuertes y conocidos son estos rumores. Pocos equipos (o ninguno) hay en los que más se hable de su vestuario y más importancia tenga.

La verdad es que, en los últimos años, muchas cosas raras han estado pasando. Jugadores que se marchan sin explicación. Entrenadores que pasan de ser buenos y conseguirnos grandes éxitos a ser malos a no querer renovar (Lotina o Valverde). Pero no se puede afirmar nada o yo, al menos, no me atrevo a afirmar. No me atrevo afirmarlo porque también es cierto que tenemos una de las peores directivas, en el aspecto deportivo. Y no me atrevo a afirmar nada porque no estoy dentro del vestuario para saber qué se hace o se deja de hacer o qué se dice o se deja de decir.

Pero es que tampoco lo ponen nada fácil para que los rumores se acaben. Comenzamos la temporada con dos derrotas en la que, a pesar de perder, no se jugó mal y se apuntaban maneras, sobre todo en el partido del Madrid. Después se encadenaron una serie de partidos sin perder y donde se hacía un buen juego, sólo faltaba el punch final: Deportivo, Málaga, Xerez, Villareal, Tenerife, Sevilla, Valladolid y Sporting. Jornadas de las cuales 7 ellas se estuvo sin perder, en las que se consiguieron 13 puntos y en las que en casi todas se hizo un buen juego. Incluso perdiendo con el Sporting se jugó bien y se veía que el equipo podía mejorar a medida que pasase la temporada.

Pero entonces pasó lo que pasó: el affair Tamudo. Se lió un pitote que el club no supo controlar y que se le fue a todos de las manos. Entonces fue cuando Pochettino hizo una reunión de vestuario de dos horas en la que, no se sabe lo que se habló pero, el resultado fue un Tamudo titular. Desde entonces, casualidad o no, sólo se conoce la derrota, ni siquiera el empate, ya no sólo no se marcan goles sino que se juega fatal, el medio de campo no existe y la defensa sólo encadena un fallo detrás de otro, cuando era una de las más sólidas y menos goleadas. Y todo esto, acabando con dos humillantes 4-0 con, posiblemente, dos de los peores equipos de Primera División.

¿Qué pasó en aquella reunión? ¿Qué se habló o qué se decidió? ¿Alguien se ha puesto nervioso desde entonces? No sé, pero lo que está claro, que no ayudará a acallar los rumores existentes sobre el vestuario del Espanyol. Una reunión, un Tamudo titular y comienzan los problemas.





El Gran Uruguayo

19 11 2009

Llegó en el mercado de invierno, en el último momento, cuando todos esperábamos a Lucas Barrios o  Hernán Crespo. Llegó el último día, en el último momento y procedente de uno de los equipos que cerraban la clasificación de la segunda división. Un currículum nada alentador para la situación por la que pasábamos. Él no tenía la culpa, pero se criticó mucho su fichaje. Mientras unos criticaban el fichaje de un jugador de segunda para salvar al Espanyol, otros lo mirábamos con cierto recelo y expectación.

Pero media temporada después Iván Alonso cerró muchas bocas. Cerró muchas bocas, porque en sólo media temporada se convirtió en el segundo máximo goleador del equipo. Porque se implicó con el equipo y el club desde el primer momento. Porque entendió desde el primer día dónde estaba y quiénes éramos. Porque a día de hoy sigue dando un rendimiento excepcional.

Iván Alonso no es un crack, no es una estrella mediática, pero es un futbolista que llegó en silencio y gracias a su entrega, su profesionalidad y sus goles se ha sabido meter al aficionado en el bolsillo.

En el plano más personal, Ivan es de los jugadores que me gustan: luchadores, profesionales y silenciosos. No soy idólatra, ni me gustan los ídolos. No soporto los futbolistas ídolos y menos los que van de ídolos, por eso me gustan jugadores como Ivan Alonso. Por eso me gustan este tipo de jugadores, como Iván, Pochettino, Xavi o Iniesta y no soporto jugadores como Tamudo, Messi o Raúl.