LaLiga Docs RCD Espanyol

23 02 2017

Aprovecho como excusa para volver a escribir después de hace mucho tiempo (y también este post que me dedicó Oscar Julià hace unos días: 347/365 – El gol de Jonatas), el siguiente documental que emitió Bein Sports la semana pasada, sobre nuestra historia, presente y futuro. Merece mucho la pena dedicar 1 hora de vuestro tiempo (aunque sea en varias veces como he hecho yo) para verlo y disfrutarlo. Sin más os dejo con el vídeo:

 





Marcats: 25 anys d’una UEFA extraordinària

19 05 2013

Ayer se cumplieron 25 años de la UEFA del 1988, la UEFA de Leverkusen. Muchos recuerdos, muchas anécdotas, muchas imágenes,… pero con un final doloroso, muy doloroso. Podrán pasar mil años, podremos tener una época exitosa, pero el dolor de aquella UEFA y su cicatriz nunca desaparecerán. Pero una segunda parte, una prórroga y unos penaltis fatídicos no deberían ensombrecer la competición sensacional y enorme que hicieron aquellos jugadores cuando, recordemos, la UEFA todavía era una competición prestigiosa y no en lo que la han convertido ahora.

Como bien lo ha sabido titular el documentar hecho por TV3 Marcats, fue una competición que nos marcó a todos. 25 años después yo todavía tengo grabado en mis retinas el penalty de Losada con mucha mayor fuerza que el de Torrejón en el 2007. Aquel equipo y aquella competición, como a otros muchos, a mi me marcó. Yo tenía 11 años, pero la noche del 18 de mayo de 1988 me costó dormir mucho, viendo una y otra vez aquel penalty.

Supongo que por el dolor y por intentar olvidar este episodio de nuestra historia no se ha hecho justicia con aquel equipo. 25 años después, por fin, se hará. El club les tiene preparado un merecido homenaje para día del derby y TV3 ha realizado un grandísimo y emotivo documental, todo gracias al gran perico Oriol Vidal. No os lo perdáis.

Como también es muy emotivo el documental que dejo a continuación de @danimonti77

Después de tantos años todavía no puedo evitar que se me escape alguna lagrimilla recordando aquella competición. Especialmente difícil volver a repasar y recordar el partido de Alemania.





Glòria als herois

29 10 2012

fuente: en.wikipedia.org

No sé si por cercanía, por historia o por ese aura de que lo hacen todo mejor, pero Inglaterra es un país en el que siempre nos fijamos para comparar su Liga con la nuestra. Los repartos de los ingresos televisivos (los primeros en aplicar una política que ya están aplicando casi todas las grandes ligas), los horarios (casi todos los partidos se juegan por la mañana o a primera hora de la tarde), sus calendarios pre-establecidos y conocidos desde antes de empezar la temporada. Todo esto son aspectos en los que continuamente nos fijamos para compararlo con la mala organización de nuestro fútbol. Pero hay un aspecto, en especial, con el que siempre nos comparamos: el respeto que tienen a la memoria de sus futbolistas.

Un ejemplo es la imagen que acompaña este post. Se trata del monumento que se puede encontrar en Craven Cottage, en honor al mítico jugador del Fulham, Johnny Haynes. Jugador que dedicó toda su carrera futbolística, 18 años, a jugar en el mismo equipo, el Fulham. Y su equipo se lo agradece haciendo honor a su figura con esta estatua.

Después de 6 meses viviendo en Londres creo que puedo decir que esto difícilmente pasará en nuestra liga. La cuestión no es que sepan homenajear y respetar a los ídolos futbolísticos, es que es algo que lo llevan en la sangre, en su cultura. Si te das un paseo por Londres y observas más allá del Big Ben, Buckingham Palace y Picadilly, verás que hay estatuas por todas partes. Estatuas por los caídos, estatuas a soldados, estatuas a los que ellos consideran héroes de la historia inglesa. Placas azules por toda la ciudad recordando que en esa casa vivió alguien con pasado reconocido (no siempre tiene que ser una celebridad o personaje famoso). Una piedra de origen desconocido, la figura disecada de un gorrión abatido en el primer campo de cricket de Londres, un agujero en el suelo de lo que se supone fue la bañera de la princesa Carolina,… Cualquier excusa es buena para rendir homenaje a la historia, guardarla o mantener la tradición.

Es una cultura con mucho respeto a la tradición y la historia. Y si lo hacen con un gorrión, ¿qué no harán con los futbolistas?





“Me dirán que estoy loco, pero creo que nos vamos a salvar”

23 05 2011

Iván de la PeñaSiempre se ha dicho que los genios tienen un punto de locura e Iván de la Peña siempre lo ha tenido con sus pases.

La frase que titula este post, ya muy conocida por todos, pasará a la historia por lo que significó. Será una de esas frases que siempre se recordará y que, muy probablemente, será recordada en momentos históricos o agónicos futuros de nuestra entidad. Estábamos últimos, a 8 puntos de la salvación y a falta de unos 10 partidos por disputar, nadie apostaba por nosotros. Recuerdo salir un día, al mediodía, del trabajo camino de casa de mis padres como cualquier otro día, poner la radio y escuchar: “Me dirán que estoy loco, pero creo que nos vamos a salvar”. Iván había trasladado su locura del campo a la sala de prensa. “Sí, Iván, estás loco”, pensé, pero una sonrisa se dibujó en mi cara. Si este loco apuesta por nosotros, es porque los jugadores todavía no han dicho la última palabra, entonces, ¿porqué no creer nosotros?

De la Peña siempre fue un genio con el balón en los pies. Capaz de ser el único en ver la jugada, de ver el pase y capaz de desequilibrar un partido justo en el momento que estás pestañeando. Siempre se le criticó de irregular, de falta de sentido táctico o de no ayudar a sus compañeros en tareas defensivas pero, ¿le importa a alguien? ¿Importa su irregularidad cuando después de un partido irregular es capaz de sacar de sus botas un zapatazo que sólo él vio y desatascar un partido contra el Maccabi Haifa que nos valió casi la mitad del billete a la final de la UEFA’07? ¿Interesa su falta de sentido táctico cuando prácticamente él solito es capaz de desequilibar una final de la copa del rey, con jugadas completamente verticales y terminar ganándola por 4-1, cuando todo el mundo nos tomaba como meras comparsas? ¿Es importante su no trabajo defensivo cuando es capaz de ganar un partido en el Camp Nou después de 25 años y que, a la postre, significó el punto de inflexión para la remontada milagrosa en liga y salvarnos? Ahora mismo firmo tener un jugador tan irregular, sin sentido táctico y defensivo si, entre otras cosas, es capaz de llegar a mitad de la temporada 2003/2004 y en sólo una segunda vuelta convertirse en el mejor pasador de primera división de esa misma temporada.

El fútbol fue muy injusto con Iván, es el tipo de jugadores que se ha merecido mucho más pero, gracias a esta injusticia, hemos podido disfrutar de su fútbol mágico, vertical y especial en el Espanyol. El sábado se despidió del fútbol en activo y no podremos volver a disfrutar de este genio y de la magia que salía de sus botas. Pero siempre nos quedará el decir que nosotros le vimos jugar.





Tamudo: gol en catalán

1 02 2011

A principios de esta temporada, Tamudo se marchó del Espanyol después de haber pasado, prácticamente toda su vida deportiva ligada al Espanyol. Aquí hizo historia y marcó una época y con su marcha se cerró un ciclo en el Espanyol. Pero el domingo se hizo leyenda. Escribió su nombre con fuego en la historia del fútbol catalán.

Con su gol 133 de su carrera profesional, Raúl Tamudo se convirtió en el máximo goleador catalán de la historia del fútbol. Desde ayer, no sólo el primer gol de la historia de la Liga española es perico, sino también el nombre del máximo goleador de la historia de la liga española y del fútbol catalán.

Puede hablar más o menos. Puede caer más simpático o más antipático. Puede gustar más o menos. Pero hay un tema que es objetivo y nadie puede dudar y es que Tamudo ha dejado de ser historia, para ser leyenda. 133 goles lo demuestran. Lo dice uno al que nunca le calló muy simpático Tamudo.





Espanyol

28 10 2010

Hoy hace 110 años que se fundó nuestro club. 110 años de historia, 110 años de supervivencia. Hace 110 años nacía, de manos de Ángel Rodríguez, la Sociedad Española de Football cuyo escudo es el que está a la izquierda en la imagen de este post y con una equipación formada por una camiseta amarilla (simplemente porque fue regalada a la entidad por uno de los socios).

Aunque a día de hoy todavía hay gente, ignorantes, que nos quieren etiquetar con una serie de calificativos como fachas o anticatalanes, siendo su gran baza el nombre de nuestro club, hay que remontarse a su fundación para enteder (y querer entender) el porqué de ese nombre. El nuestro, fue el sexto club de fútbol fundado en España, donde la gran mayoría de los clubs (FC.Barcelona, Ath. Bilbao o Recreativo de Huelva) estaban fundados por extranjeros y los componentes de su equipo también eran, mayoritariamente, jugadores de fuera del país. El objetivo que perseguía el Espanyol (fundado por universitarios catalanes) era que los integrantes del equipo fuesen, principalmente, catalanes o del resto del estado español. Para denotar esta característica se buscó un nombre que también lo identificase, el ya mencionado: Sociedad Española de Football.

En algún sitio (que no recuerdo y no he vuelto a encontrar) llegué a leer que se buscaron diversos nombres alternativos (Barcelona, Catalonia o Hispania) todos ellos ya usados por otras entidades deportivas, lo que ayudó a decantarse por la nomenclatura final. No sería hasta el 1910, año en que el club sufre una refundación, que se su nombre cambia al de Club Deportivo Español y los colores cambian al blanco y azul, en honor al blasón de Roger de Llúria.

110 años después que un joven barcelonés fundase un club de fútbol con raíces, principalmente, catalanas, seguimos más vivos que nunca. A pesar de los malos momentos económicos y sociales, de los descensos, de la peor crisis vivida con la venta de Sarrià, donde más de uno ya se frotaba las manos con nuestra desaparición, de aquellos que quieren manchar nuestro nombre dándole unos orígenes irreales, aquí estamos más en forma que nunca.

Desde 1900… RCDE… orgullosos de ser pericos.





Tamudo, el fin de un ciclo

10 05 2010

Ya es sabido, y lo he dicho alguna que otra vez, que ni soy, ni he sido nunca Tamudista. Nunca he sido un idólatra, ni me gustan los ídolos. Principalmente porque, aunque es cierto que el éxito de un club lo hacen los jugadores, pienso que la entidad debe estar por encima de cualquier persona. Pero si que sé reconocer el trabajo de los buenos y grandes jugadores que marcan épocas.

Equivocadamente, o no, llevo un par de años pensado que el ciclo de Tamudo en el Espanyol había finalizado y que ya era hora de pasar página y empezar un época nueva. Este fin de semana, esta temporada, se ha cerrado un ciclo en el Espanyol. Posiblemente uno de los mejores ciclos que hemos tenido con dos Copas del Rey y una final de la UEFA, sufrimientos a parte. Un ciclo que siempre estará ligado a un nombre y apellidos: Raúl Tamudo Montero.

Ayer se terminó la era Tamudo del Espanyol, ahora es momento de empezar una nueva era, con nuevos referentes, con nuevos objetivos. Ahora es el momento de la historia que siempre recordará a Tamudo por:

  • Ser el jugador del Espanyol que más partidos ha jugado en el club.
  • Ser el único jugador que ha pisado los tres campos.
  • Ser el máximo goleador de la historia del Espanyol con 129 goles.
  • Ser el tercer máximo goleador español en activo (sólo por detrás de Raúl González y David Villa).
  • Ser el segundo máximo goleador catalán de la historia del fútbol (sólo superado por Joaquín Murillo, ex-jugador del Zaragoza, con 132 goles).

Y pasarán a la historia goles tan importantes como el del día de su debut contra el Hércules, donde un bonito gol sirvió para darnos la victoria y la tranquilidad de cara a una permanencia que se estaba complicando.

Pasará a la historia uno de los goles más importantes marcados por Tamudo, que nos dio una Copa del Rey, después de 60 años:

E incluso goles tan bonitos como el marcado hace unas temporadas al Sevilla y que tan poca importancia mediática se le dio:

Por todo esto y por mucho más, muchas gracias Tamudo por todo lo que has hecho para el Espanyol, por tu club. Pero ahora ya es momento de pasar página, mirar al futuro y empezar un nuevo ciclo y una nueva temporada.