“Don’t feed the troll”

4 01 2016

Supongo que muchos de vosotros cuando erais niños también lo hacíais. Entre otras muchas gamberradas de niño, una de mis favoritas era descolgar el teléfono, marcar un número aleatorio y hacer rabiar al que había al otro lado. A veces inventándome una tontería, a veces simplemente con el silencio. Mis vecinos y yo nos íbamos turnando y cambiábamos estrategia. Pero siempre había una cosa común, si la persona al otro lado rabiaba repetíamos número de teléfono, a veces incluso de forma inmediata. Si veíamos que no se enfadaba y/o nos seguía la corriente, ese número de teléfono ya no lo repetíamos.

Años más tarde, ya de adolescente, en casa fuimos víctima de la misma broma. Un familiar mío cogió el teléfono y estalló. ¿Resultado? volvieron a llamar, volvió a cogerlo el mismo familiar y les dijo de todo. Así varias veces, hasta que me acordé de cuando era pequeño y cogí el teléfono yo. Les seguí la broma y se acabaron las llamadas. No había rabia, no había gracia, no había diversión.

Esto es lo que hoy en día se conoce como Don’t feed the troll. Cuando buscas la provocación ya sea mediante el insulto, la manipulación o las mentiras, la respuesta sólo conduce a la retroalimentación. La provocación ha surtido efecto y la próxima vez se repetirá.

Hace ya bastante tiempo que decidí que no entraría al juego sucio que la maquinaria mediática afín a los culés provoca cada vez que no ganan un derby. Al principio entraba al trapo a todos los foros y discusiones que se me ponían por delante, incluso me divertía, pero ya me cansé de ser cómplice de seguir alimentando a la bestia, de alimentar al troll. Todavía me sigue costando no entrar ante tanta basura y juego sucio que generan, pero no quiero seguir alimentando al troll. Las primeras veces hace gracia ver al troll difamar, pero ya es cansino. Y mientras menos respuesta reciban, menos gracia hará la “broma” y más solos se quedarán.





El (no) proyecto deportivo

30 09 2011

Se define como proyecto el esfuerzo o trabajo realizado de forma única e irrepetible, con un inicio y fin marcados y delimitados y, que con una serie de inputs, obtenemos, a su finalización, unos resultados. Pero no es todo, ya que todo proyecto necesita de una gestión adecuada para que éste exista realmente o no se convierta en un caos o improvisación.

Uno de los aspectos más importantes de un proyecto es su definición. Debe quedar muy claro y bien definido QUÉ queremos hacer, qué no vamos a hacer y los objetivos del proyecto. Que un proyecto no esté definido o esté mal definido, es empezar mal el proyecto, es como si no existiese, el primer paso hacia el caos. El segundo aspecto más importante de un proyecto es su planificación, es decir, su hoja de ruta, el CÓMO vamos a ejecutarlo. Un proyecto no planificado o mal planificado es la mejor manera de acabar improvisando. Pero, posiblemente, el aspecto más importante de todos es la COMUNICACIÓN. Hay que llevar una comunicación efectiva durante todo el proyecto con quien se conoce con el nombre de stackeholders, que no es más que todos los involucrados/interesados en el proyecto.

¿Y todo este rollazo para qué? Para decir que creo que nuestro club no tiene proyecto deportivo. Sí que parece muy claro haber proyecto de club, tal y como comenté en mi anterior post, pero no veo por ninguna parte el proyecto deportivo de nuestro club.

No sé cuál es el proyecto deportivo, es decir, su definición, el qué queremos hacer. A pesar de tener una de las mejores y más productivas canteras de España y de ir subiendo chavales al primer equipo, no acabo de ver claro si ese es nuestro proyecto deportivo. No sé cuáles son nuestros objetivos: ¿no bajar, sobrevivir, aspirar a la Europa League, ganar la Copa del Rey, formar jugadores y venderlos a mayor precio?

Tampoco veo la planificación, la ruta que estamos siguiendo. ¿Tenemos claro lo que queremos ser en los próximos años? Desde el punto de vista deportivo no acabo de ver claro lo que venimos haciendo los últimos años para, intentar averiguar, por dónde vamos, a dónde queremos llegar y en qué punto estamos.

Vuelvo a decir, que no sé si esto es cierto o no, que son sensaciones mías. Probablemente sí que exista un proyecto deportivo claro y lo estén llevando a cabo con una puntualidad exacta, pero todavía no he sido capaz de verlo. Lo que implica que la comunicación no se está llevando a cabo desde la parcela deportiva. Ni Ramón Planes, ni Germán de la Cruz (para mí los principales responsables del proyecto) en ningún momento han comunicado efectivamente y dejado claro cuál es el proyecto deportivo y cuál es la ruta que estamos llevando. Como aficionado, socio y accionista del Espanyol, me considero un stakeholder/interesado del proyecto y eso implica que deberíamos estar bien informados de todo lo que acontece en él.

Repito, que hablo de proyecto deportivo, ya que proyecto de club si que lo veo claro y lo han comunicado de forma, más o menos, eficaz. Aunque el proyecto deportivo debe estar alineado con el del club, son proyectos diferentes.





Directiva de segunda

28 01 2011

Siempre he sido muy crítico con nuestra directiva y he pedido que necesitamos un cambio y aires frescos. Dani llegó con un objetivo y lo ha conseguido con creces (tenemos campo nuevo, ciudad deportiva, dos copas y una final de UEFA), pero hoy me siento engañado y mentido por esta directiva. Como si me tomansen por tonto.

En verano, cuando se vendió a Pareja se dijo que era necesario para saner la tesorería y que necesitábamos una venta por temporada para cuadrar el presupuesto. Puede gustarte más o menos, pero bueno se aceptó. Económicamente no era malo del todo y teníamos a Víctor Ruíz para suplir con garantías. Pero se dijo que no harían falta más ventas.

A medida que se iba acercando el mercado de invierno iban creciendo cada vez más los rumores de una venta, lo que avisaba que algo se cocinaba. Mientras más cerca, más fuerte sonaba que el candidato era Víctor Ruíz, que finalmente se ha vendido por 6 millones al Nápoles. Habrá gente que pensará que 6 millones están bien y otros que es un negocio muy malo por un central que en pocos meses se puede convertir en uno de los mejores centrales de España. Tal y como nos lo han vendido, yo soy de los que piensan que “prefiero un Espanyol sin Víctor, que un Víctor sin Espanyol”. También pienso que con Jordi Amat, no tenemos de lo que preocuparnos. Pero la pregunta es “¿porqué vendemos si ya nos dijeron con Pareja que con esa venta no hacía falta?”. Y nos lo vuelven a repetir, con la venta de Víctor no hace falta vender a nadie más.

Pero entonces es cuando viene la traca final y sin avisar se vende en cuestión de horas a Dídac Vilà por 4 millones + variables al Milan. Teniendo en cuenta que, a día de hoy, es un lateral zurdo justito el negocio no es tan malo venderlo por 4 millones un jugador que no debería dar muchos problemas substituirlo. Pero el problema es, ¿porqué se nos miente? ¿Porque tan poca información clara en todo? ¿Porqué cada jugador es el último, pero siempre viene otro? ¿porqué se venden dos titulares a mitad de una temporada que, precisamente, habría que mimar al equipo? ¿porqué no esperamos a final de temporada?

O nos lo saben explicar muy bien porqué han hecho las cosas como las han hecho, o se ha cubierto de gloria una directiva que cada vez tiene más detractores.





Sóc Dani, Sóc RCDE

23 09 2009

Debo decir que me gusta mucho este vídeo promocional que ha realizado el Espanyol y que se pone en los videomarcadores del Estadio mientras los jugadores salen a calentar, en el momento previo al partido. En el momento que escuché los primeros acordes, de esta fantástica canción de los Black Eyed Peas, en el partido contra el Madrid, me quedé himnotizado visionándolo. No sé si es la canción, si es la sencillez del vídeo o la parte emocional del mismo, pero me enganchó desde el primer momento. Para completarlo sólo faltaría a la afición cantando y bailando al son de la música para animar al equipo y el ambiente antes del comienzo del partido.

Este vídeo junto con el que ya comenté en la entrada Som L’Espanyol, creo que demuestra que del departamento de imagen o comunicación del club se está comenzando a trabajar bien. Lo único que pienso que estos vídeos no deberían quedarse en los videomarcadores del club y deberían salir a la luz, generanado así imagen de marca.





Marketing, comunicación e imagen

21 07 2009

Es cierto que somos un club que, a diferencia de muchos otros, no tenemos altavoz. Podríamos contar con los dedos de una mano (y parte de la otra, si me apuras mucho) los medios de comunicación que se hacen eco de todas las acciones que realizamos. Fuera del entorno perico seguro que casi nadie sabe, entre otras cosas, que fuimos unos de los primeros clubs (no me atrevo a decir el primero) que llevó gratuitamente un mensaje social en la camiseta o que tenemos un proyecto que se llama Pericos solidaris que se encarga de realizar acciones para ayudar a proyectos de diversas ONGs (que van desde proyectos en Perú, hasta proyectos en el Raval de Barcelona). Pero en este post no hablaré sobre esto sino sobre, ¿hace el Espanyol todo lo necesario para generar una buena comunicación externa y generar una buena imagen de marca?

Creo que en los últimos años se ha hecho bastante trabajo desde el departamento de Marketing del club, pero todavía falta mucho camino por recorrer. Cierto, también, que tampoco tenían el listón muy alto. No es difícil hacer las cosas bien sobre un tema del que no se había hecho nada hasta el momento. Pero si repasamos el trabajo hecho hasta ahora, creo que no ha pasado de:

  • Comunicación y gestión del traslado a Cornellà-El Prat.
  • Diversas acciones de integración a colectivos inmigrantes (como las jornadas de Argentina, Mexico o Ecuador)
  • El campeonato Nostra Catalunya.

Evidentemente otra serie de acciones más comunes como el sponsor de la camiseta, asistencia a conferencias y seminarios, etc. ¿Pero es esto suficiente?

¿Porqué no tenemos todavía presencia en sitios tan importantes como el centro de Barcelona o el aeropuerto de El Prat? ¿Porqué un domingo por la mañana, con las inmediaciones de Montjuich plagada de turistas y gente paseando, tenemos la tienda cerrada? ¿Porqué no somos capaces que nuestra equipación sea Adidas, por ejemplo, y no Uhlsport (con todos mis respetos a esta marca)? ¿Porqué presentamos a Nakamura, un jugador “mediático”, con las camisetas del año pasado? ¿Porqué no realizamos una campaña de captación de socios, aficionados y simpatizantes impactante en medios masivos como prensa, radio y/o televisión o mediante acciones de street marketing? ¿Porqué tenemos un merchandising que no pasa de la equipación oficial del equipo y de los artículos típicos, en vez de estar acorde a los tiempos que corren?

Está claro que muchas de estas acciones, desde el punto de vista económico, son gastos, pero desde el punto de vista empresarial es una inversión muy importante en comunicación, y sobre todo, en generación de marca e imagen.

Seguro que hay muchas más acciones de marketing y comunicación que no he puesto y que se podrían añadir, pero todas estas son suficientes para preguntarse, ¿porqué el club no se toma en serio un tema tan importante como este que nos podría reportar muy buenos beneficios futuros?